Diferencias entre salario bruto y neto

Cuando en la entrevista de trabajo te hablan del sueldo que percibirás, normalmente se refieren al sueldo bruto. Es importante que sepas diferenciar entre sueldo bruto y neto ya que las cifras varían mucho.

El salario bruto es aquel que recibe el trabajador antes de descontar las retenciones y cotizaciones que se aplican por ley. Cuando consultes tu nómina verás que tu salario bruto es aquel que aparece en `Devengos´ y puede estar desglosado en varios conceptos. Por otro lado, las retenciones y cotizaciones aparecen en la parte llamada `Deducciones´ y hacen referencia a:

  • Aportaciones a la Seguridad Social: se sitúa en torno a un 6,35% - 6,40% dependiendo del tipo de contrato que tengas. Ese dinero va destinado a cubrir bajas por enfermedad, desempleo o Formación Profesional.
  • IRPF: es el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Esa cantidad va a parar a las arcas del Estado y sirve para hacer frente al sostenimiento de los gastos públicos.

Es un impuesto progresivo, es decir, cuanto más ganas más pagas y suele oscilar entre un 2% y un 46% dependiendo de lo que cobres.

El salario neto es, por tanto, la cifra que queda después de restar las aportaciones a la Seguridad Social y el IRPF y es lo que recibirás en tu cuenta corriente.